La Gastroplastia Endoscópica es una nueva técnica  que se realiza como tratamiento contra la obesidad,  a través de la boca reduciendo el volumen gástrico.Se reduce el estomago por dentro con puntos pasados por vía endoscópica.

No es una cirugía. No tiene incisiones y es de rápida recuperación. Habitualmente 1 noche de hospitalización y 1 semana para retomar actividades.

Este es un procedimiento intermedio entre el balón gástrico y la cirugía bariátrica.  Los pacientes logran  bajar en general,   entre 15 y hasta más de 20 kilos en algunos casos”.
2